El clítoris, ¿el botón mágico?



A lo largo de la historia, el hombre ha sido quien se ha dedicado a dar una visión al orgasmo y a la funcionalidad del sistema reproductivo femenino, tal vez es por esto, que se explica la leyenda urbana que existen dos tipos de orgasmos femeninos.


El vaginal y el clitoriano, en realidad existe un único orgasmo femenino, el clitoriano, la gran verdad del orgasmo femenino, ese misterioso punto que creemos no va más allá de lo visible.


La punta del iceberg


El clítoris es más grande de lo que vemos, lo que se ve es la punta del iceberg del maravilloso mundo del placer femenino, este abarca varios centímetros de la vagina y está cubierto por terminaciones nerviosas.


Según estudios* el 18% de las mujeres siente el orgasmo mediante la penetración, el 82% restante requiere de la estimulación del clítoris para alcanzarlo, es así que la conexión clítoris-orgasmo sea bien conocida desde hace mucho tiempo.


A pesar de esta relación casi intrínseca, durante décadas se ha demostrado que las mujeres tienen menos orgasmos en las relaciones heterosexuales, esto al igual en el matrimonio que en las citas.


¿Qué hace que esto suceda? Tal vez no existe tanto comunicación al interior de la pareja como para expresar que se requiere o que se espera para experimentar el orgasmo, no hemos sido educadas para explorarnos, para conocer nuestro cuerpo.


Nuestra educación sexual ha sido enfocada en la biología y el funcionamiento del sistema reproductivo, más no en comprender nuestras necesidades desde el punto de vista de la sexualidad.


¿Qué necesito para llegar?


¿Qué requiere mi cuerpo, que espero de estimulación de mi pareja para llegar al tan anhelado éxtasis? cabe anotar que el compromiso del orgasmo es propio, no esperes que sea tu pareja quien te dé las respuestas, eres tú quien debe conocer tu cuerpo.

Se veía mal en épocas anteriores, que la mujer se mostrara muy deseosa, incluso llegó a catalogarse como histeria y se aducía ese comportamiento a la estimulación clitorial en la edad adulta.


Es así como más de 200 millones* de mujeres en el mundo han sido víctimas de mutilaciones genitales, les han realizado clitorectomia, en algunas culturas hoy se continúa practicando este atroz procedimiento.


El clítoris, catalogado como el origen del orgasmo femenino, es sin duda la clave para alcanzar el orgasmo, además de un ambiente propicio y la disposición mental y física de querer sentirlo.


Solo tú sabes que requieres para “llegar”, ¿juegos previos?, ¿estimulación oral, manual?, ¿un juguete?, ¿lencería que despierte el deseo incontrolable de tu pareja y te excite?, conocerte te permitirá encontrar la respuesta.


La Masturbación, la alternativa



gif

Existe una vía, independiente de la raza, la edad o la orientación sexual, a través de la cual aumenta la frecuencia del orgasmo, la tan sonada y mitificada masturbación, aquí la mujer conoce su cuerpo y experimenta con él.

El orgasmo requiere un desarrollo y parece que las mujeres no están dispuestas a realizarlo, mediante la masturbación aprendes ese paso a paso que es necesario recorrer para llegar al... ...clímax.


Con la llegada de la electricidad se inventó el vibrador, afortunadamente ha tenido evolución este maravilloso aparato, hasta tal punto de hoy en día no tener formas anatómicas y buscar alternativas de alcanzar y lograr el placer.



Diferencias del orgasmo masculino y el femenino


Durante el orgasmo el cerebro masculino y femenino son similares, la principal diferencia es que luego del orgasmo, por un periodo de tiempo, el cerebro masculino no responde ante ningún estímulo genital.


La mujer sí, logrando así que pueda tener varios orgasmos y seguidos, un dato más desconcertante, es que se activan dos zonas del cerebro que están relacionadas con el dolor, existe una conexión entre el dolor y el placer aún no comprendida.


Saber que un hombre acaba de tener un orgasmo es sencillo, por lo menos más evidente que en una mujer, la mujer experimenta variedad de sensaciones, desde las más misticas a las más terrenales.


Para la mujer es posible sentir placer sin llegar al orgasmo, es decir, disfruta de la relación con su pareja y es factible que muchas mujeres no logren el orgasmo porque no se les ha enseñado a sentirlos.


Vibradores


Existe gran variedad en el mercado de estos juguetes que además de darte placer te permiten conocerte, explorarte y saber más de ti.


Los hay de todos los colores, tamaños y presentaciones, veamos:


  • Realistas: imitan a un pene, basados en un modelo de pene real, tiene venas, glande y testículos.

  • No realistas, son más sencillos, imitan formas más simples, como frutas o verduras, otros tienen figuras más abstractas, muy de moda ahora los Dildos Elfo.

  • Los dobles, muy usados en juegos de pareja, tambien pueden ser utilizados por una sola persona para tener penetración vaginal y anal, simultáneamente.

  • Para estimulación del Punto G, con estimulacion intensa gracias a su cuerpo angulado para desarrollar sensibilidad en el punto G de la mujer.

  • Para doble estimulacion, tanto a nivel de clítoris como internamente en la vagina, creando al mismo tiempo sensaciones únicas en 2 lugares diferentes.

  • Para estimulación del punto P, son los diseñados para estimular el punto P en el hombre, es decir, estimulación de la próstata mediante la penetración anal.


Conclusión


Conocer tu cuerpo es la clave del éxito frente a la expectativa de tener un orgasmo, no tenerlo no está mal, sin embargo, cuando saborees las mieles del placer querrás más y más.


El clítoris es el órgano femenino más conocido por excelencia, aunque es el más nombrado intervienen más partes en el orgasmo, involucra los músculos del suelo pélvico, no obstante, no se sabe a ciencia cierta qué es lo que se contrae.


Masturbarse, es una alternativa independiente que te permitirá aumentar la frecuencia de los orgasmos, si aún no has logrado tenerlos en pareja, es la opción más viable fácil de acceder, tú decides cuándo y dónde.


Recuerda que en Tabbu encontrarás los productos y tips claves para alcanzar ese anhelado orgasmo.


Fuentes:


*Journal of sex & marital therapy, 2017

docuserie en pocas palabras.






131 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo